TUMMYTOX blogs.

Establecer límites luego del nacimiento de tu bebé

Has superado existosamente todos los desafíos que trae el embarazo, has sobrevivido la gran tarea de traer tu bebé al mundo y ahora te encuentras en la era postparto. El momento de ser una nueva mamá trae consigo muchos desafíos físicos y también mentales. Por eso es de suma importancia que te enfoques en tu bienestar mental. 

Exploremos la belleza del postparto y descubramos cómo superar algunos de los obstáculos que pueden llegar a presentarse y establezcamos límites donde sean necesarios. 

Setting boundaries after the birth of your baby

Qué esperar luego de transformarte en mamá 

Ahora que tú y tu bebé han llegado a casa al fin, sanos y salvos, tu prioridad número uno debería ser el recuperarte. Pero como mujer, no puedes evitar hacer múltiples cosas a la vez

De seguro tu mente pasa por el dar el pecho, descansar y cambiar pañales a pensar sobre el estado en el que se encuentra tu casa, lavar los platos y qué vas a comer hoy, todo mientras intentas mantener feliz a tu bebé. 

Deja de lado los pensamientos intrusivos y respira. Estás haciendo todo lo que está a tu alcance y, hasta ahora, ¡lo has estado haciendo genial! Este no es el momento de ordenar y reorganizar tu hogar o ganar la competencia a la casa más limpia, sino que todo se trata de ir conociendo a tu bebé y a tí también en este nuevo rol de mamá.

Las primeras semanas o incluso meses son pura y exclusivamente para los papás y el bebé. Nadie más, a menos que tú así lo desees. Este es uno de los estadíos más importantes en la vida del bebé y ellos solo necesitan de ti. Este es el primer límite que los padres deben establecer.

Cuando te sientas lista para recibir invitados, se los harás saber. No hay necesidad de acelerar las cosas, no tienes una fecha límite, ya sean 3 meses postparto o 6 meses postparto. Es importante que te sientas cómoda y lista para recibir esas visitas.

Tu cuerpo acaba de pasar por grandes cambios durante nueve meses de embarazo, parto y luego con el cuidado de tu bebé. Tus hormonas y emociones están revolucionadas. El postparto es un momento para sanar, sentirte cómoda en tu nuevo rol y cuidar de tí y también de tu bebé. 

El trabajo en equipo es la clave del éxito

Se necesitaron dos personas para llegar a esta instancia, ser mamá. Ser padres no es trabajo de una sola persona – la mejor práctica es incluirlos a ambos (mamá y papá). 

A pesar de ser un desafío, ser padres es un camino, nuevo y hermoso para ambos.  Incluye a tu pareja en las actividades diarias y en el cuidado del bebé – ¡también puedes comenzar ya durante el embarazo!

Cuéntale cómo te sientes, deja que sienta tu panza y comparte esos momentos únicos e íntimos cuando el bebé comience a moverse dentro de ti. Haz que las visitas al médico sean una actividad de a dos, y comparte el crecimiento del bebé junto a él.

Luego del nacimiento, deja que tu pareja cuide de ti. Permítete descansar y, mientras tanto, deja que tu pareja cambie pañales, alivie los llantos y alimente a tu pequeño. Ser padres es una responsabilidad compartida, no está limitada solo a la mamá.

Incluir a la pareja en el cuidado del bebé le quita un gran peso de encima a la mamá y estrecha esos lazos de unión familiar. Y la familia siempre debe ocupar el primer lugar. 

Los síntomas psicológicos del postparto y cómo superarlos 

El período postparto puede alargarse hasta 6 meses e incluso a veces hasta un año. Algunos cambios físicos tardan días o incluso semanas en sanar, pero los síntomas psicológicos pueden tardar más, a veces incluso hasta meses.

Si deseas leer más acerca de la recuperación postparto enfocada en los cambios físicos, entonces puedes leer este artículo.

El nacimiento de tu pequeño puede dar inicio a un sinfín de emociones nuevas, desde éxtasis y felicidad pura hasta miedo y ansiedad postparto. Algunas mamás incluso experimentan depresión postparto. Los síntomas psicológicos con los que puedes toparte en esta nueva etapa de mamá son: 

  • Confusión y sensación de estar perdida
  • Pensamientos obsesivos sobre tu bebé
  • Cambios de humor
  • Problemas de sueño
  • Hiperactividad pero al mismo tiempo sensación de malestar
  • Ansiedad postparto
  • Llanto y sensación de agobio

Muchas nuevas mamás comienzan a sentirse tristes durante los primeros dos o tres días luego de haber dado a luz. A esto se lo conoce como tristeza postparto y lo puedes reconocer debido a los cambios en el ánimo, a la dificultad para dormir, al llanto descontrolado y a la ansiedad postparto. Estos síntomas pueden persistir por hasta dos semanas, así que solo será cuestión de pasar esas 2 semanas. Puedes lograrlo.

Pero si estos síntomas se agudizan y duran más de dos semanas, puede que se trate de depresión postparto, que puede comenzar ya durante el embarazo. Debes entender que la depresión postparto no es una debilidad, un defecto o una señal que estás haciendo algo mal. Muchas mamás lo experimentan y lo mejor que puedes hacer es confiar en tu pareja, llamar a tu médico y cuidar de tu salud juntos.

¿Cómo puedes hacer que el camino hacia el bienestar mental sea más fácil? 

  • Habla con alguien de confianza
  • Que el descanso sea prioridad
  • Trata de comer sano y buscar algún momento para hacer ejercicio 
  • Únete a un grupo de apoyo para nuevos padres

Establecer límites y cuidar de tu salud mental no se trata de sabotearte a tí misma y a alejarte a ti y a tu bebé del mundo. Se trata de crear un nido amoroso, nutritivo y pacífico para ti y para tu familia.

Sabemos lo difícil que es establecer límites con tus seres queridos, pero es importante que los pongas.

7 buenos límites para ti y para tu bebé

El tiempo de postparto está reservado para ti y para tu bebé. Aunquetal vez te sientas algo incómoda y sientas que el poner límites a tu familia y amigos es un desafío, es bueno hacerlo tempranamente, aún antes del nacimiento del bebé.

Establecer estos límites es crucial para tu bienestar físico y mental, así que no te sientas cohibida. Tú eres tu única prioridad.

He aquí algunos excelentes ejemplos de límites:

1. No necesitas visitas, necesitas apoyo. Las visitas frecuentes pueden poner una presión innecesaria sobre ti, así que durante las primeras semanas dile a tus seres queridos que te den tiempo para poder descansar, generar y afianzar lazos con tu bebé. Para demostrarte su apoyo, pueden venir a dejarte comida, sacar a tus mascotas a pasear u ofrecerte llevarte a tus visitas al médico. Además, no todos los visitantes son iguales – algunos están allí para ayudarte, mientras que otros están allí porque quieren ver al bebé, y está perfectamente bien diferenciar esas visitas y establecer un límite donde lo creas necesario para sentirte cómoda.

2. No necesitas su consejo o intrusión a menos que tú así lo requieras. Es muy común que las madres y las suegras interfieran con tus decisiones y estilo de vida. No permitas que esto suceda y establece límites tempranamente. Están invitadas a ayudarte (cuando tú lo necesites) pero no deberían decirte cómo deberías de hacer tu trabajo. Establecer este límite será clave, aún cuando tu bebé ya sea un niño pequeño y las personas comiencen a notar tu estilo de crianza.

3. Besar al bebé solía ser una práctica muy común hace un tiempo atrás. Esas mejillas bonitas y regordetas son difíciles de resistir, pero esos besos pueden traer consecuencias a la salud. Un beso, aunque sea dado con amor, puede esparcir gérmenes que el sistema inmune de tu bebé aún no puede combatir. Por algunos meses, concéntrate en nutrir a tu pequeñín y deja los besos para cuando su sistema inmune sea lo suficientemente fuerte.

4. ¿Publicar o no publicar? Si tú, tu familia o tus amigos son de los que suben mucho contenido a redes sociales, establece algunas reglas. Probablemente no quieras que las fotos de tu precioso bebé estén por todas partes, y menos cuando tú tampoco estás lista para publicarlas. La compañera de trabajo de tu tía, Susana, no es la primera en la lista para ver las fotos de tu recién nacido en Facebook, aún cuando tu familia y amigos hayan tenido la chance y tú así lo hayas permitido.

5. Acepta ayuda con los quehaceres de la casa, como la limpieza, la cocina, el planchado y otras tareas. Esto te dará más tiempo para que te recuperes y afiances esos lazos con tu bebé.

6. Deja que otros sepan cómo te sientes acerca de tu espacio personal y privacidad. No todos quieren tomar fotos y videos de su bebé recién nacido y publicarlos por todas partes. Además, cuando tengas visitas, no toda mamá se siente cómoda dejando a su bebé en brazos y regazos ajenos. ¡Y eso está completamente bien! Haz lo que a tí te funcione.

7. Prioriza el tiempo a solas. Haz tiempo para ti y confíale tu bebé a tu pareja. Relájate, toma una siesta, dáte un rico baño de agua caliente y disfruta de un libro. Tómate un descanso de este trabajo a tiempo completo y verás lo bien que le hace a tu bienestar mental.

Para todas las supermamás del mundo

Luego de que anuncies que tu bebé ha llegado, el teléfono de tu pareja seguramente estallará de buenos deseos y preguntas sobre tu bienestar.

Durante este período, necesitarás toda la ayuda y el amor necesario para poder recuperarte más rápidamente después de haber dado a luz.

Durante el embarazo has priorizado la nutrición y has evitado muchas cosas (probablemente realmente extrañes una buena copa de vino y una rica cena con sushi) para darle todo lo necesario a tu bebé que estaba creciendo.

Folato, calcio, hierro, vitamina C, omega 3 y muchos otros nutrientes son esenciales cuando tu bebé está creciendo en tu vientre. Pero no termina allí. El postparto requiere toda la energía que hay en ti para recuperarte por completo después del parto y aún más cuando te toca el período de lactancia. Por eso es importante continuar suplementando esos nutrientes, aún cuando tu bebé ya no esté en tu vientre.

Sabemos que traer una nueva vida al mundo es todo un desafío y trae fluctuaciones hormonales y constantes demandas de dar el pecho, sin olvidarnos de las idas y venidas anímicas que debes enfrentar.

Por eso creamos una fórmula multivitamínica posparto con 24 vitaminas bioactivas, minerales y DHA omega-3, y le pusimos tu nombre – Super Mom.

Como mamá que dá el pecho, tienes necesidades únicas, aún en tu nutrición. Super Mom está formulada para cubrir los vacíos nutricionales y ayudarte en tu recuperación. ¿Qué es lo que tiene que la hace tan súper?

  • Todas las vitaminas bioactivas esenciales: beta-carotenos, C, E, D3, K2, B1, B2, B3, B5, B6, B12, biotina, folato
  • Minerales súper necesarios: calcio, magnesio, hierro, zinc, selenio, yodo, cobre, manganesio, cromo
  • DHA omega-3 vegano en dosis óptimas para ayudar a tu bebé lactante y a ti.
  • Extracto de orégano para ayudar a tu salud, a tus pechos y a la funcionalidad de la glándula láctica.

Tú cuida de tu bebé, deja que Super Mom cuide de ti.

Fuentes

Romano M, Cacciatore A, Giordano R, La Rosa B. Postpartum period: three distinct but continuous phases. J Prenat Med. 2010 Apr;4(2):22-5. PMID: 22439056; PMCID: PMC3279173.

Raising Children Network. “0-1 Month: Newborn Development,” February 21, 2023. https://raisingchildren.net.au/newborns/development/development-tracker/0-1-month

Mayo Clinic. “Postpartum Depression - Symptoms and Causes - Mayo Clinic,” November 24, 2022. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/postpartum-depression/symptoms-causes/syc-20376617.

Productos para ti