TUMMYTOX blogs.

5 consejos para una vagina sana y feliz

Tu salud vaginal es una parte importante de tu salud y femineidad, y es lo que te ayuda a sentirte enérgica y segura de ti misma. ¿Estás cuidando de tu zona más delicada?

El mantener tu zona íntima limpia y el usar anticonceptivos para protegerla es esencial para mantener el balance. ¡Y la nutrición juega un papel muy importante! Especialmente si eres propensa a tener infecciones vaginales.

Aquí te damos 5 consejos para que tu vagina alcance su mejor versión - saludable, feliz, balanceada y a gusto. ¡Así tu podrás seguir disfrutando tu vida a pleno!

5 tips for a happy and healthy vagina

Las verdaderas causas de la infección vaginal

Tu vagina es la parte más delicada de tu cuerpo y es un verdadero santuario del balance. Por eso se merece el mejor y más delicado cuidado para mantenerse saludable.

Lamentablemente, parece que no siempre se puede tener todo bajo control. La higienizas cuidadosamente, y usas protección al tener relaciones, pero, a pesar de todo, sigues teniendo una infección vaginal tras otra.

Una frustración que hace que te cuestiones todo: desde tu elección de detergente para la ropa hasta la alineación cósmica del universo. Pero no te preocupes, aquí estamos para explicarte por qué sucede eso.

Verás, tu salud vaginal no se basa solo en la higiene. También se basa en la forma en la que tú te cuidas. Al igual que las rosas florecen al regarlas, tu zona íntima florece con un balance nutricional adecuado.

Todo comienza con el balance del pH vaginal. Usualmente, el pH vaginal se encuentra más del lado ácido (se debe a la presencia de bacterias buenas). Esto es lo que previene el sobrecrecimiento de hongos y otras bacterias nocivas.

Cuando hay un desequilibrio en este balance, las bacterias malas toman el control y puede que comiences a tener síntomas como: picazón, una secreción blanca espesa y un olor desagradable. Todos estos son síntomas de una infección vaginal.

Ahora bien, esto puede realmente impactar tu vida diaria. La molestia en sí misma alcanza y sobra para no querer salir con tus amigos. Pero más que nada, puede derribar tu femineidad. Eso que hace que tú seas tú.

Esto puede causar que sientas impotencia, especialmente si estás lidiando con infecciones recurrentes. Puede que tu confianza se vea afectada y te sientas cohibida en un momento íntimo con tu pareja.

No es lo ideal estar en un momento así, pero ¡no tienes que sentir vergüenza! Muchas mujeres experimentan lo mismo al menos una vez en la vida, mientras que otras lidian con infecciones recurrentes. Tenemos algunos consejos para que recuperes la confianza en ti misma y tu salud vaginal.

5 consejos para prevenir tu próxima infección vaginal

Probablemente te hayas topado con algunos remedios caseros como las duchas vaginales con yogurt mientras buscabas soluciones; estas usualmente no son efectivas y pueden hasta empeorar las cosas. Mejor pon a prueba nuestros 5 consejos – tu vagina te lo va a agradecer.

  1. Solo higieniza tu vulva

Tu vagina es delicada y, en realidad, se limpia sola. Por eso es mejor mantenerse alejado de cualquier tipo de ducha vaginal. Esto solo hará que la zona se irrite aún más.

Tu vulva (la parte externa), sin embargo, es la que necesita algo de ayuda. Solo intenta evitar productos con perfume que puedan alterar el pH vaginal normal. Opta por jabones suaves y sin perfume, o mejor aún, por agua tibia.  

  1. Mantente seca

Las bacterias malas proliferan en ambientes húmedos. Evita llevar puesto por mucho tiempo el traje de baño húmedo o la ropa interior transpirada, ya que esto le da a tu infección vaginal un pase VIP.

Luego de hacer ejercicio o nadar, asegúrate de asearte, secarte y ponerte ropa limpia y seca.

  1. El algodón es tu amigo

A pesar de que esa ropa interior de encaje, satén se vea tan bonita, puede que no sea lo mejor para tu salud vaginal, ya que no permite que circule el aire. Opta por ropa interior de algodón que permite que tu vagina respire.

Esto ayuda a prevenir la acumulación de humedad, ayudando a que te sientas fresca todo el día.

  1. Elige pantalones más holgados

Puede que ames esos jeans ajustados, pero puede que tu vagina se sienta algo restringida. Hay mucha fricción y falta de circulación de aire que afecta tu pH vaginal y provoca una infección tras otra.

Elige pantalones más holgados o de un talle superior. El espacio extra para respirar va a marcar la diferencia.

  1. Comienza a tomar probióticos vaginales

Ya sabemos que nadie está poniéndose yogurt en la vagina, aunque la idea subyacente aún sigue siendo relevante. Es para prevenir infecciones desde el origen, rebalanceando la flora vaginal con bacterias buenas.

Por suerte, existe una mejor manera de lograr eso: tomar probióticos para la salud vaginal. Estos pueden tomarse tanto de forma oral como vaginal y son eficaces para cuidar el pH.  Aumentan el número de bacterias buenas y mantienen una acidez vaginal saludable. Esto protege a la vagina de infecciones de una forma natural.

Elige comodidad y confianza con el probiótico For Her 

Lamentablemente, no todos los probióticos para la salud vaginal contienen las bacterias adecuadas para rebalancear tu flora vaginal.

En cambio, el probiótico vaginal For Her contiene las bacterias buenas Lactobacilos que se encuentran presentes de forma natural en tu vagina y son las primeras en la línea de defensa contra microbios nocivos. Si esos números se mantienen altos, se puede detener de manera eficaz a las infecciones recurrentes y todo el malestar que estas traen.  

Todas las cepas fueron cuidadosamente seleccionadas por su efectividad para estimular los niveles de las bacterias buenas. Esto resulta en una flora vaginal más balanceada y fuerte que solo brinda confort y confianza. ¡Y es súper fácil de ingerir! Todo lo que tienes que hacer es tomar de forma oral 1 cápsula al día.

Así que, ven a por tu probiótico vaginal For Her y vuelve a empezar a disfrutar tu vida. ¡Te lo mereces!