TUMMYTOX blogs.

10 desafíos del embarazo de los que tenemos que hablar

Para algunas mamás que están en la dulce espera, el embarazo se trata de verse radiante mientras se decora la habitación del bebé y se compran conjuntos preciosos para vestirlo.

Pero en la realidad, muchas mujeres embarazadas sufren durante este período de transformación de sus vidas, sobre todo cuando lidian con los síntomas incómodos del embarazo. Y todos esos embarazos perfectos que ves a tu alrededor, especialmente los que ves en redes sociales, pueden hacerte sentir aislada o que estás haciendo algo mal si no estás teniendo esa experiencia perfecta.

10 challenges in pregnancy we don't talk about enough

Creemos que entender a tu cuerpo y los cambios por los que pasa durante el embarazo puede ayudarte a enfrentar estos desafíos y aliviar al menos algunas de tus preocupaciones. Por eso aquí te dejamos10 síntomas comunes del embarazo, así como también algunos consejos importantes que van a hacer que se tehaga más sencilo disfrutar cada momento especial ¡al máximo!

1. Náuseas matutinas

Uf, las infames náuseas matutinas. ¡Sorpresa! A pesar de su nombre, pueden ocurrir en cualquier momento del día y pueden durar por el resto del mismo. Puede desatarse por cualquier tipo de olor, hasta por el aroma de eso que tanto te gusta, como el café o tu perfume favorito.

Si esto es algo con lo que estás lidiando, definitivamente no estás sola, porque es uno de los síntomas más frecuentes del embarazo.

¿La buena noticia? Usualmente las náuseas se terminan en el 4° mes. Hasta entonces, opta por comidas más frecuentes y en porciones más pequeñas. Los alimentos que combaten las náuseas durante el embarazo incluyen alimentos de fácil digestión como los plátanos, el arroz, las tostadas, las galletas, la mantequilla de maní, los caldos, los tés de hierbas y el jengibre.

2. Pérdidas en el embarazo

Si experimentas sangrado en las etapas tempranas de tu embarazo sin duda sea una gran fuente de preocupación para ti, pero las pérdidas son algo muy común.

Recuerda monitorear el color, la cantidad y la duración del sangrado y habla sobre estos cambios con tu médico. Generalmente te recomendarán descanso y evitar estar tanto tiempo de pie. Así que, relájate y permite que tu pareja y tus seres queridos te mimen un poco más.

3. Problemas en la vejiga

Cuanto más avanzado esté tu embarazo, más veces vas a tener que ir al baño a hacer pis. Un estornudo o tos involuntaria pueden provocar alguna pérdida, por eso es bueno estar preparada con una toalla sanitaria o un par extra de ropa interior.

Los ejercicios de Kegel para fortalecer tu piso pélvico son siempre una buena idea. Estos pueden mejorar el control de tu vejiga y pueden reducir el riesgo de incontinencia. Puede ser una gran modificación, pero deja de lado las bebidas como el café y las bebidas gasificadas ya que tienden a hacerte ir con mayor frecuencia al baño. Mejor opta por agua y tés de hierbas.

4. Problemas digestivos y reflujo

Tu bebé puede estar ejerciendo presión sobre tu estómago a medida que va creciendo, y puede que te encuentres lidiando con acidez y diarrea frecuentes durante el embarazo.

La indigestión y la acidez en el embarazo son súper comunes y muchas futuras mamás encuentran la solución en comer enmenor cantidad y con mayor frecuencia para mejorar la digestión. Por más tentador que sea, evita recostarte inmediatamente después de comer para evitar problemas estomacales.

Opta por probióticos naturales como el yogurt con mayor frecuencia y aumenta tu ingesta de fibra para prevenir la constipación durante el embarazo. Los problemas digestivos y los períodos prolongados de estar sentada pueden también causar hemorroides. Bolsas de hielo, compresas frías o baños de agua caliente varias veces al día pueden ayudarte con el dolor.

5. Incomodidad en la espalda durante el embarazo

Tu bebé crece, y la presión en tu espalda también. No es una sorpresa – tu vientre va creciendo más y más, y para compensar esto, seguramente te encuentras inclinándote con mayor frecuencia.

Dale algo de amor extra a tu espalda con un baño de agua caliente, una bolsa de agua caliente y movimientos suaves, como inclinación de la pelvis y la pose de yoga ‘gato contento’ y ‘gato enojado’. Y si te gusta usar tacones, guárdalos en tu guardarropas y elige calzado con un buen soporte en el arco del pie. Coloca una almohada pequeña detrás de tu espalda cuando estés sentada para un mejor soporte. Puede que también quieras considerar un cinturón de maternidad, diseñado para dar soporte a la espalda baja y al abdomen durante el embarazo.

6. Hinchazón en manos y pies

Mientras tu precioso vientre crece, puede aplicar presión en tus vasos sanguíneos y crear acumulación de fluido, especialmente en el 3° trimestre. Puede que experimentes hinchazón en tus manos, rostro y especialemte en tus pies y tobillos.

Este es solo un recordatorio más que el embarazo es difícil, ¡y que debes descansar más! Mantén tus piernas elevadas cuando te sea posible y evita cruzarlas para promover una mejor circulación. Pon una pausa a las comidas saladas por un rato y evita períodos largo de estar sentada o parada en un mismo lugar.

7. Fatiga e insomnio 

¿Sientes que podrías dormir por días pero no logras poder dormirte? Tu cuerpo está trabajando horas extra para ayudar a tu bebé que está creciendo, por eso es natural que te sientas más cansada que de costumbre. Pero los cambios hormonales, el estrés y el dolor de espalda pueden hacer difícil que logres descansar de noche.

Descansa cuando puedas, pero que tus siestas sean breves para que no interfieran con tu rutina de sueño nocturno. Para combatir esas noches sin dormir, establece una rutina de sueño. Evita las pantallas al menos una hora antes de irte a la cama, toma un baño de agua caliente y toma una taza de té de hierbas descafeinado para ayudarte a relajarte. Si te encuentras dando vueltas en la cama, no dudes en levantarte y hacer algo relajante hasta que te dé sueño.

8. Presión arterial y azúcar ensangre

Una cosa a la que debes prestarle atención son las fluctuaciones en tus niveles de azúcar en sangre y presión arterial. Mientras que algunos cambios son esperables, mantener estos niveles bajo control es esencial para asegurar tanto tu salud como la de tu bebé, así que habla con tu médico si tienes alguna duda.

Para ambos, el ejercicio regular y una dieta equilibrada son vitales. El embarazo puede ser un período estresante  – te preocupas por tu salud, por tu pequeño, por el parto – y el estrés pueden tener un gran impacto en la presión arterial. Pruba con algunas técnicas de manejo del estrés como respiraciones profundas y meditación.

9. Várices

A pesar de que las várices generalmente son inofensivas, no son tan bellas de ver, y pueden llegar a ser muy incómodas.

Eleva tus piernas cada vez que puedas para mejorar la circulación y evita cruzarlas cuando te sientes. Las medias de compresión pueden ayudar a que mantengas una buena circulación y a que reduzcas la incomodidad. Y no te olvides de hacer ejercicio – una caminata corta puede estimular la circulación.

10. Comezónen la piel y estrías

A medida que tu piel se va estirando para acomodar a tu pequeño, se puede volver seca y darte comezón. Evita las duchas y baños demasiado calientese intenta eliminar jabones y productos para la piel libres de alcohol. Y, finalmente es momento de usar esas lociones corporales que por lo general usas una sola vez y luego olvidas – una piel humectada es una piel feliz. Un consejo: guarda la loción en la nevera para una acción refrescante extra.

Las estrías son otro elemento frecuente en las últimas etapas del embarazo. Estas líneas color rosa, rojas o blancas se ven con más frecuencia en el vientre pero también pueden aparecer en senos y muslos. No las puedes evitar por completo, pero una dieta rica en vitaminas y buena para la piel (¡hola vitaminas C y E!) puede ser de gran ayuda.

Cómo florecer durante el embarazo

Mientras experimentas las idas y venidas del embarazo, enfocarte en tu salud ayuda a que tu bebé tenga el mejor comienzo.

Sal a caminar con frecuencia, haz estiramientos suaves y dale energía a tu cuerpo con una dieta rica en frutas y verduras, incluyendo alimentos que eviten las náuseas durante el embarazo. Intenta tomar 2 litros de agua por día.

No te olvides de tu bienestar emocional. El embarazo representa un gran cambio en tu vida y viene acompañado de muchas preocupaciones, especialmente si eres madre primeriza.

Habla abiertamente sobre tus problemas con tus amigos y seres queridos y pide ayuda cuando la necesites. Conecta con otras futuras mamás o mamás a tu alrededor; puede que te des cuenta que no estás tan sola como pensabas.

Suplementos de la más alta calidad que te ayudan a ti y a tu bebé en cada paso del camino

Saber que le estás dando a tu cuerpo el mejor de los cuidados puede darte una gran sensación de paz  – y los suplementos que cubren tus necesidades nutricionales y ayudan al desarrollo saludable de tu bebé son una pieza importante del rompecabezas.

Nuestras cápsulas Getting ReadyBaby Bump ofrecen de forma natural y saludable nutrientes esenciales para ti y para tu bebé a lo largo del embarazo.

Getting Ready es un multivitamínico preconceptivo diseñado para mujeres que están pensando tener un bebé o están en el 1° trimestre del embarazo. Esta fórmula poderosa con 21 nutrientes esenciales ayudan a la salud de tu útero, al equilibrio hormonal y la la formación del tejido conectivo. También reduce el riesgo de defectos en el tubo neural en bebés y ayuda en su desarrollo temprano.

Además de eso, te mantendrá con energía esos primeros meses del embarazo cuando la fatiga usualmente está en su pico máximo. También ayuda a tu sistema inmune, a tu salud ósea y sanguínea, ayudándote a sentar las bases de un embarazo saludable.

En el 2° y 3° trimestre tus necesidades nutricionales son mayores. Baby Bump ayuda a darle a tu bebé el mejor ambiente donde vivir durante esos momentos importantes de su desarrollo.

Este suplemento prenatal de alta calidad con 23 nutrientes esenciales (vitaminas bioactivas, minerales y DHA omega-3) reduce el cansancio y la fatiga, promueve el crecimiento normal de tejidos y ayuda al desarrollo ocular y neurológico del bebé.

Productos para ti

Precio especial 19,95 € As low as 11,95 €
Ver el producto
Precio especial 29,95 € As low as 18,95 €
Ver el producto
Precio especial 29,95 € As low as 18,95 €
Ver el producto