Asistencia gratuita: 911877697

Blog

PEQUEÑOS HÁBITOS PARA UN SISTEMA INMUNITARIO IMPECABLE

Tus hábitos pueden influir en tu escudo natural – el sistema inmunitario que nos defiende de las bacterias, los virus y las enfermedades crónicas.

Cambiar los malos hábitos con los buenos ayuda al sistema inmunitario a mantenerse saludable. Aquí hay una lista de hábitos que necesitas cambiar si quieres que tu sistema inmunitario fortalezca.

La falta de sueño

Probablemente has notado que eres más propensa a los resfriados u otros tipos de infecciones cuando no duermes lo suficiente. Los estudios han demostrado que las personas que duermen solo de 4 a 6 horas por la noche producen la mitad de los anticuerpos después de haberse vacunado contra la gripe.

La falta de sueño desequilibra el sistema hormonal al aumentar el nivel de hormonas en el cuerpo, lo que también puede aumentar el riesgo de una inflamación crónica. Aunque los científicos no están completamente seguros de cómo el buen sueño refuerza el sistema inmunitario, está claro que entre 7 y 9 horas de sueño al día son necesarias para mantener una buena salud.

No te mueves lo suficiente

Intenta hacer un poco de ejercicio todos los días. Prueba los ejercicios que no son tan intensivos, como por ejemplo camina por 30 minutos. Este tipo de ejercicios puede ayudar a tu sistema inmunitario a defenderse contra las infecciones. Si no te mueves, aumentas mucho el riesgo de resfriarse. El movimiento físico estimula la producción de las hormonas de la felicidad y mejora la calidad del sueño. Todo esto es ideal para mantener un sistema inmunitario saludable y fuerte.

Tu dieta no está equilibrada

El consumo excesivo de azúcar puede debilitar el sistema inmunitario. Este efecto puede durar varias horas después de comer alimentos azucarados. Introduce frutas y verduras en tu dieta, que son excelentes fuentes de vitaminas C y E, betacaroteno y zinc.

Por lo tanto, se recomienda comer alimentos variados. Complementa tu dieta con bayas, frutas cítricas, kiwis, manzanas, repollo, cebollas, espinacas y zanahorias. Otros alimentos que son muy buenos para fortalecer el sistema inmune son el ajo y la sopa de pollo. Si padeces resfriados o gripe, estos alimentos alivian tus síntomas y aceleran tu recuperación.

Siempre estás bajo estrés

Todos estamos estresados, esto es parte de la vida. Si el estrés se convierte en estrés crónico, uno se vuelve más propenso a desarrollar diversas enfermedades. El estrés crónico provoca altos niveles de hormonas del estrés sostenidos en el cuerpo, lo que debilita significativamente el sistema inmunitario.

El estrés no se puede prevenir, pero puedes aprender a manejarlo:

  • aprende a meditar
  • conéctate con otras personas
  • haz ejercicio regularmente
  • come sano
  • busca ayuda profesional

Reducir los niveles de estrés significa reducir la cantidad de hormonas del estrés. Con esto puedes dormir mejor y, por lo tanto, hacer que tu sistema inmune sea aún más fuerte.

Te aíslas de otras personas

Las buenas relaciones entre las personas son de importancia primordial para tu salud. Las personas que tienen buenas relaciones con sus amigos y familiares tienen un sistema inmunitario más fuerte. Aunque podemos fortalecer el sistema inmunitario de diferentes maneras, la expansión de la red social siempre es algo muy positivo.

Perdiste tu sentido del humor...

Reírse es bueno. Reduce los niveles de estrés en el cuerpo y aumenta el nivel de glóbulos blancos que combaten las infecciones. Participa en un evento divertido y esto tendrá un efecto positivo en el sistema inmunitario. Ríete y ríete más, así reducirás enormemente el nivel de estrés.

Una ayuda más...

Para mejorar aún más tu sistema inmunitario, TummyTox recomienda Immuny Tea. El Immuny Tea ayudará a tu cuerpo a lucharse contra todos los invasores. ¡Pero esto no es todo! Este delicioso té también actúa sobre tu estado de ánimo y lo mejora. Contiene ingredientes que contribuyen a mejorar tu estado de ánimo y energizar el cuerpo. ¡Ya una taza de té Immuny al día fortalecerá tu sistema inmunitario y te ayudará a combatir las enfermedades estacionales!

← Volver a blog