TUMMYTOX blogs.

Gominolas frente a cápsulas: ¿qué suplementos vitamínicos son mejores para ti?

Si estás leyendo esto, probablemente es porque has decidido cuidar mejor de tu salud y de tu cuerpo. ¡Estupendo!

Sabes que quieres probar unas vitaminas para una melena preciosa, probióticos para un intestino sano, y tal vez minerales para reforzar tu sistema inmunológico... Ahora sólo toca decidir: ¿gominolas o cápsulas

Gummies or capsules?

Entendemos perfectamente el dilema. Quieres lo mejor para tu cuerpo y lo que mejor se adapte a tu estilo de vida. Pues, en realidad, tanto si te decides por las cápsulas como si optas por las deliciosas gominolas, ¡estás eligiendo una forma eficaz de nutrir tu cuerpo! 

A continuación, te presentamos los puntos fuertes de cada una de las formas para ayudarte a averiguar qué tipo de suplemento se adapta mejor a tus necesidades y preferencias, para que puedas mejorar tu bienestar de la manera más sencilla y eficaz posible.

Cápsulas: guardianas de los nutrientes

Las cápsulas proporcionan una potente dosis de nutrientes para nutrir tu cuerpo, y todo gracias a su cubierta. 

El secreto de la cubierta es que está hecha en su mayor parte de hipromelosa, un material de origen vegetal. Y es gracias a este barrera protectora que los complementos están completamente libres de aditivos, ya que el envoltorio es capaz de retener todos los nutrientes en el interior de las cápsulas (a diferencia de los comprimidos).

Los nutrientes contenidos en las cápsulas pueden presentarse en forma líquida o en polvo, dependiendo de los ingredientes utilizados en la formulación de un determinado producto. Sin embargo, independientemente de su estructura, el factor más importante es que su eficacia se mantenga eficaz hasta que llegue el momento de liberar su poder dentro del cuerpo para que el organismo pueda recibir los máximos beneficios de tomar estos suplementos dietéticos.

Esto es muy importante para las bacterias beneficiosas para el intestino, conocidas como probióticos, que son especialmente sensibles a la contaminación procedente del exterior. Afortunadamente, la cubierta de la cápsula actúa como un escudo que permite a las bacterias sobrevivir al largo viaje hasta el intestino, donde pueden empezar a actuar. 

Una vez que el organismo absorbe los nutrientes, éstos empiezan a "viajar" hacia donde más se necesitan. Además, dependiendo del nutriente, puede ser necesario tomar una, dos o incluso tres cápsulas al día para cubrir una necesidad diaria específica. En el lado positivo, probablemente beberás mucha más agua al día, ¿y quién no quiere una piel hidratada? 

Por ćutimo, gracias a su forma y superficie lisa, las cápsulas son fáciles de tragar, y casi no tienen sabor, lo que las convierte en una alternativa preferible a los comprimidos (¡qué asco cuando empiezan a disolverse en la boca!).

Gominolas: no sólo una delicia para el paladar

Una cosa es segura: ¡con las gominolas querrás tomar vitaminas todos los días!

Hechas de gelatina o pectina (la opción apta para veganos), las gominolas son caramelos gelatinosos repletos de vitaminas y minerales. Algunas pueden contener azúcar añadido, pero sin duda preferimos las gominolas con sabor a fruta natural. 

Pero estas delicias masticables y sabrosas son algo más que un capricho para tus papilas gustativas. En cuanto llegan a tu boca, empiezan a disolverse, liberando todos los nutrientes. 

¡Y resulta que algunas vitaminas funcionan mucho mejor así! Se absorben más rápidamente y son mucho más fáciles de digerir que las cápsulas. 

Las gominolas son muy fáciles de añadir a tu rutina diaria porque, sinceramente, ni siquiera parece que estés tomando un suplemento. ¿Quién se olvidaría de comer un caramelo después de comer? 

Si te da escalofríos la mera idea de tragar pastillas gigantescas, ¡las gominolas son una a estupenda y deliciosa! Todo lo que tienes que hacer es masticarlas; no se necesita agua. Esto significa que puedes llevártelas a cualquier parte y tomarlas en cualquier momento. (Y créeme, lo harás, porque su sabor es realmente rico.)

¡Descubre el arco iris de salud de TummyTox!

Creemos que cuidar de tu salud debe ser un placer, no una tarea. Por eso hemos creado una gama de deliciosas gominolas que aportan alegría (¡y bienestar!) a cada bocado.  

Y como queremos que todas las #TummyGirls disfruten de estas pequeñas golosinas, ¡las hemos hecho sin gelatina! Esto las hace aptas también para veganas y vegetarianas.

Estas son algunas de nuestras favoritas:

  • gominolas Stress Relief Gummies: cuando tu vida es un torbellino, puedes calmar la mente y el alma con estas gominolas de ashwagandha. Las gominolas con sabor a fresa te ayudarán en los periodos de tensión mental, reforzando la resistencia del organismo al estrés.
  • gominolas Immunity: ideales para dar a tu sistema inmunológico un apoyo extra. Mantén altas las defensas de tu organismo y combate la fatiga con las deliciosas gominolas con sabor a naranja con zinc, vitamina C y propóleo.
  • gominolas Glowing Skin: si quieres mantener tu piel radiante y fabulosa todos los días, deléitate con estas gominolas buenísimas con sabor a limón. Contienen colágeno, coenzima Q10 y biotina para potenciar la producción de colágeno y mejorar la estructura de la piel.
  • gominolas Hair Care: estas exquisitas gominolas con sabor a fresa son perfectas cuando quieres devolver a tu pelo su brillante esplendor. Con 12 ingredientes reconstituyentes, protegerán tu cabello al tiempo que favorecen su crecimiento y regeneración.

¿Lista para añadir un toque delicioso a tu rutina de bienestar? ¡Echa un vistazo hoy mismo a nuestra gama completa de gominolas!

Productos para ti

BELLEZA / SALUD
-50%
Precio especial 10,95 € Precio regular 21,99 €
Ver el producto