Asistencia gratuita: 911877697

Blog

7 reglas de oro para una vida sana

¿Por qué tantas veces estamos dando vueltas en un círculo vicioso de dietas? Perdimos el peso, pero muy pronto los kilógramos vuelven. La verdad es que todos podemos perder peso fácilmente si así se lo decidimos. ¡Es mucho más difícil mantener el peso después de adelgazar! 

Mientras sigamos el programa, todo va bien. Los problemas aparecen, cuando llegamos al final. De repente nos sentimos solos y no sabemos cómo proceder. ¿Y qué es lo que pasa frecuentemente?

Día tras día la motivación disminuye, omitimos más y más entrenamientos y los viejos hábitos alimenticios de nuevo pronto superan los nuevos.

¡Pero no necesariamente!

Solos también somos capaces de persistir y no necesitamos una niñera para eso. Lo que necesitamos es un plan sobre cómo proceder de forma independiente con un estilo de vida nuevo y sano.

7 REGLAS DE ORO PARA UNA VIDA SANA

  • Continúa siguiendo un horario fijo de entrenamientos y comidas. Con la rutina, podrá incorporar los nuevos hábitos a tu vida. Ya sabes, nuestra vida es, de hecho, un conjunto de nuestros hábitos diarios.
  • Rompe la monotonía. Enriquece tu dieta – en línea puedes encontrar muchas recetas saludables. Ahora ya conoces los principios básicos de una dieta saludable y sabrás cómo elegir la comida correcta o adaptar las recetas (por ejemplo: utilizar menos grasa, más carne magra, más verduras y más alimentos integrales…
  • Escribe un diario de dieta. Numerosas encuestas muestran que la gente sucumbe mucho menos a menudo a las tentaciones si tiene en cuenta el hecho de que tiene que registrar ese pedazo de pastel o galleta en su diario. Escribir un diario de dieta también te ayudará a encontrar tus puntos críticos y así podrás eliminarlos. Este es un método utilizado por los nutricionistas - ¡porque funciona!
  • Encuentra una aplicación para contar pasos y entrenamientos. Así haremos todo lo posible. Con un contador de los pasos aparcaremos el coche un poco más lejos, haremos un paseo más y escogeremos las escaleras y no el ascensor. ¡Cada paso cuenta!
  • Gradualmente aumenta la intensidad del entrenamiento o cambia los ejercicios para no llegar al punto en el que nuestro cuerpo se ajusta a los entrenamientos y ya no vemos el progreso. En este punto dejamos de perder peso y la mayoría a menudo se vuelve al viejo estilo de vida, pensando que no es capaz de obtener mejores resultados. Cuando sientes que tu esfuerzo al hacer ejercicio ha disminuido significativamente, es la hora de cambiar o aumentar la dificultad de los entrenamientos.
  • Por lo menos una vez por mes pésate o mídete por otra manera. A pesar de que la escala no es el mejor indicador de forma física, así podrás seguir tu progreso. Además, será más fácil notar el aumento de peso. Las personas que se miden regularmente son más exitosas a largo plazo en el mantenimiento de un peso corporal saludable.
  • Establece nuevas metas y ten en cuenta tu porqué. Cambia los pensamientos negativos con las afirmaciones positivas. Nuestras acciones siempre tienen su origen en la mente – incluso si estas acciones son conscientes o inconscientes. 
← Volver a blog